teide - 3.718 mts.

Es sin duda el lugar que más identifica a Tenerife. El Parque Nacional del Teide fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 2007 y constituye una de las manifestaciones más espectaculares de vulcanismo en todo el mundo y por supuesto, la más destacada de Canarias.

El Parque Nacional del Teide está situado en el centro de la isla,  su cima representa el pico más alto de España, con 3.718 metros, el parque tiene una extensión es de casi 19.000 hectáreas, la estación base está a 2.356 metros de altitud y la estación superior a 3.555m.

La estructura de la caldera y el estrato volcán Teide – Pico – Viejo son únicos en el planeta; los cientos de conos, coladas o cuevas con las que cuenta enriquecen su interés científico y paisajístico.

Así que a por ello… junto a mis dos amigos Ortoll y Raquel, decidimos pegarnos un buen madrugón, a las 02:00 a. m. en concreto, ¿y para qué? Para ver amanecer en el techo de España. La ascensión la realizamos en el mes de Septiembre, con muy buen tiempo, es decir, riesgo cero… zapatillas, ropa de running, mochila y para arriba.

Fue una experiencia inolvidable… frontales, subiendo de noche, el silencio de todo lo que nos rodea, el esfuerzo de ir subiendo poco a poco hasta la cumbre, la altitud… y sobre todo con la ilusión de que cuando estuviéramos en la cumbre, contemplar ese amanecer desde un lugar privilegiado.

Y así fue, ves como el cielo va adquiriendo un color rojizo, anaranjado, y parece que mientras vas subiendo, accedes a otra dimensión, ya que puedes ver como subes por encima de un manto de nubes que se crea, curioso pero a la vez espectacular. No se puede explicar con palabras, tan solo es estar ahí en ese momento, dedicarse a estar.

Sin darnos cuenta, nos plantamos en el Refugio de Altavista a 3.260 metros de altitud… no quedaba nada para llegar y el cielo ya pedía paso a ese sol que aún permanecía escondido.

 

Estábamos en la cumbre, ropa de frio, abrigarse bien, comer algo y reponer energías y esperar el momento… respiras el azufre que emana del suelo (fumarolas), reservas un lugar para sentarte y tan solo queda disfrutar de todo lo que te rodea. Un auténtico privilegio poder contemplar esta maravilla de la naturaleza.

Si tienes la suerte de encontrar un día despejado, puedes alucinar con la vista de hasta 4 islas desde la cima de esta mole impresionante: Gran Canaria, La Palma, El Hierro y La Gomera, además de la propia isla de Tenerife.

Cumbre en la cima más alta de España… algo me decía que esto no había hecho nada más que empezar en un proyecto de futuro.