Nos vamos al Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes, pasaremos por la base del majestuoso y emblemático pico, famoso entre otras cosas por la cantidad de escaladores que vienen a escalar sus paredes e intentar llegar hasta la cima de sus 2.519 metros de altitud. Destaca su pared desde el lado Oeste con sus 550 metros de escalada vertical, no apto para cardíacos…

 

Saliendo a las 08:30h a.m. desde el refugio Jou de los Cabrones, todo listo para disfrutar de un nuevo día por estos macizos; apenas 4 kilómetros hasta el refugio Urriellu con el famoso paso de la Brecha de los Cazadores. La ruta no es muy complicada a nivel técnico, con un continuo sube y baja se hace bastante llevadero, eso sí, rodeado de altas cumbres rocosas, ya que estamos en pleno macizo central de Picos de Europa donde están las mayores altitudes de los tres anillos.

 

Algún paso que había que tener cuidado ya que los restos del temporal todavía seguían presentes por aquí; terrenos sombríos, nieve sin derretir, alguna placa de hielo sin mucha importancia… sin problema hasta que llegas a un alto donde puedes ver ya el famoso pico.

 

Eso sí, antes de llegar hasta la base del pico, debes de destrepar, en mi caso, la Brecha de los Cazadores; una vía equipada con cadenas y escaleras de acero ancladas en la roca para facilitar su paso. Complicado no es, pero la máxima prudencia y atención a cada paso, cada mano, cada apoyo de pies… porque puedes tener una caída y a saber las consecuencias. 

 

Sin más estoy abajo, siempre digo que es más fácil trepar que destrepar; ya solo quedaba un tramo hasta llegar al refugio y desde abajo poder contemplar aquella pedazo de piedra vertical… una vez allí, puedes ver a las personas que están subiendo las vías; es tal la magnitud de la roca, que apenas puedes ver a los diminutos escaladores subiendo por la pared.

 

Comemos algo, ambiente fresco, una muy corta parada para disfrutar del ambiente de escalada que se respira por aquí, muchas tiendas de campaña a pie del pico y seguimos la ruta hacia abajo dirección al refugio de la Terenosa, ruta que discurre por el Collado Vallejo, de grandes y espectaculares vistas.

 

Un “paseo” sin dificultad alguna, con ganas de llegar al refugio y hacer una pequeña parada para comer el bocadillo de media mañana, poder relajarte un poco, quitarme la ropa térmica y ponerme más cómodo de ropa, ya que el sol empezaba a calentar al bajar de esas altitudes, se notaba mucho más.

 

El refugio de la Terenosa está ubicado sobre amplias praderas, al contrario que otros refugios de alta montaña; pequeña parada, un poco de relax, el día estaba prácticamente hecho en lo que se refiere la ruta, y solo quedaba pasar por los Invernales de Cabao. Es un punto de paso en la Ruta de la Reconquista, los invernales son refugios o cabañas realizados por los pastores para guardar en épocas invernales el ganado, ante el tiempo adverso y habitarlas en busca de tranquilidad.

 

Dejando atrás los caseríos, marcho dirección al pueblo de Sotres, el pueblo asturiano ubicado a mayor altitud, a 1.050 metros donde se elabora el mejor queso de Cabrales… creo que es ya la hora de comer, ruge el estómago, apetece una buena ducha y una buena comida asturiana.

 

Al final, día de disfrutar de la ruta, mucho calor eso sí después de bajar del refugio de la Terenosa hasta Sotres; total salieron cerca de 17 km con 1.560+ y 590- en 4 horas y 50 minutos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad